Placeholder

Acervo


40,000 fotografías disponibles
para licencias de uso e investigación

Consúltelo


Placeholder

Exposiciones


Muestras fotográficas disponibles
para exhibición, renta e itinerancia

Consúltelo


Placeholder

Trayectoria


Exhibiciones y colaboraciones con Museos, Galerías y Publicaciones

Consúltelo

La Fototeca Antica tiene como propósito fundamental rescatar, resguardar, conservar y difundir el patrimonio cultural fotográfico de México. Jorge Carretero Madrid, Dir.

Imágenes de nuestro Acervo


Comments Box SVG iconsUsed for the like, share, comment, and reaction icons

De nuestra pagina de facebook

2 days ago

Fototeca Antica

180 AÑOS DE LA PRESENTACIÓN
DEL DAGUERROTIPO:

EL NACIMIENTO DE LA FOTOGRAFÍA...

"Para perpetuar la memoria de las cosas."

"Ad perpetuam rei memoriam."

“Imagoscope.”

En el año de 1900, como parte de una notable tradición, ocurrió un evento memorable por lo que respecta a la historia de la civilización: “La Exposición Universal de París”.

Representaba la terminación de un periodo secular, y constituía un santuario optimista en el cual la industria y el comercio fueron presentados como los símbolos esenciales del progreso.

Fue una manifestación caracterizada por el eclecticismo del Siglo XIX y por la nueva tendencia al gigantismo, así como por la constancia, expresada físicamente, en proporciones prácticamente desmedidas, del inicio de una época moderna que auguraba la aparición de adelantos y descubrimientos jamás imaginados.

Un total de 50 millones de boletos de acceso fueron vendidos durante los meses de su permanencia. Obras de arte, productos comerciales, enormes maquinarias, materias primas y los más extraños y exóticos objetos, fueron presentados ante los ojos del mundo entero por un total de más de 83,000 Expositores, instalados en Palacios y Pabellones, en un espacio de poco más de 112 hectáreas, cuyo eje principal fue el Río Sena.

Todo ello, el ensamble cuasi fantástico de manifestaciones de la civilización, el esplendor y la extravagancia, pretendía generar una confianza fundamental en el futuro, en el promisorio, insospechado e insondable, Siglo XX.

Entre las atracciones más sorprendentes podemos mencionar la proyección al público asistente de los primeros filmes de los hermanos Lumière,al igual que una inusitada utilización de la electricidad, la cual posibilitó las primeras fantásticas imágenes nocturnas de una Exposición.

La fotografía documentó y capturó este sorprendente pasaje de nuestra historia, y permite, aún hoy, el asombro ante tales magnificencias.

En relación estrecha a este suceso, quiero platicarles que, en alguna de tantas búsquedas de imágenes antiguas y de objetos relacionados con la fotografía, encontré y compré, de manera circunstancial, en la Ciudad de Puebla, en manos de un particular, un aparato de carácter mecánico, un Souvenir que contenía un total de 40 imágenes fotográficas de época, Vintage, del mismo número de Palacios, Pabellones, escenarios diversos, de la “Exposición Universal de París 1900”.

Este “Imagoscope” nos permite volver a mirar, entre otras maravillas, aquel Pavillon du Mexique.

Presionando con fuerza el botón que se encuentra en la parte superior del aparato, “POUSSEZ LE BOUTON AU FOND”, la imagen cambia, presentando sucesivamente ese amplio número de espléndidas realidades: 40 imágenes, plata sobre gelatina, 2.3 por 2.7 cm., vistas panorámicas, tomadas... como a vuelo de pájaro.

El singular y mecánico artefacto fue denominado “Imagoscope”, “ENGLISH PATENT Nº 3406 of 1900”, y ostenta, en su parte superior, la leyenda “1900, EXPOSITION UNIVERSELLE”. Mide 10 cm. de altura por 7 cm. de ancho y 7 cm. de fondo.

Como en un escenario, magnificadas las imágenes por un lente de aumento integrado, retráctil, que permite ajustar el grado de amplificación, así ofrece este singular Souvenir su testimonio y su memoria documental y estética.

En ambos costados de esta pieza metálica, niquelada, decorada con finos relieves, aparece la denominación elegida: “IMAGOSCOPE”. Y bajo esta palabra, como una constancia de la clara conciencia de la perenne virtud de la fotografía, de su esencia, de su función histórica y documental, luce la locución latina que designa a un medio de comprobación destinado a preservar, aún para efectos jurídicos, el estado, en un momento determinado, de un hecho, de un suceso o de una cosa:

“Ad perpetuam rei memoriam.”

“Para perpetuar la memoria de las cosas",
de los hechos, de los sucesos.”

Ciertamente, este “Imagoscope” ha preservado el esplendor de los Palacios y Pabellones de la “Exposición Universal de París 1900”.

Y este milagro, esa prueba fidedigna de su existencia, en un tiempo y en un lugar específico, lo ha permitido la siempre sorprendente magia de la Fotografía.

Aún, con extraordinaria vitalidad, 180 años después de su invención.

Jorge Carretero Madrid.
... See MoreSee Less

2 months ago

Fototeca Antica

LA CULTURA…
EN LA PUEBLA DE LOS ÁNGELES:

¡Vaya tarea!

Habrá que reconocer, y hacerse acompañar,
primero, por los apropiados cómplices.

Y, más temprano que tarde,
reencontrar, revalorar, reconsiderar,
revertir, reconstituir, reconvenir,
reformular, redirigir, reescribir,
reinterpretar, recrear y reinventar…
para encontrar el justo, exacto, preciso,
camino de la Cultura en Puebla de los Ángeles.

¡Vaya tarea!

Pero, no estás solo, Julio.
No estás solo.

Jorge Carretero Madrid.

FOTOGRAFÍA:
Desde el Atrio del Barrio de Analco,
ante el horizonte del corazón
del centro histórico de la Ciudad de Puebla.
Autor: Guillermo Robles Callejo.
Año de 1922.
Fotografía estereoscópica en nitrocelulosa.
© Fototeca Antica, A. C. /
Colección Jorge Carretero Madrid.
... See MoreSee Less

LA CULTURA… 
EN LA PUEBLA DE LOS ÁNGELES:
¡Vaya tarea!
Habrá que reconocer, y hacerse acompañar, 
primero, por los apropiados cómplices. 
Y, más temprano que tarde, 
reencontrar, revalorar, reconsiderar, 
revertir, reconstituir, reconvenir, 
reformular, redirigir, reescribir, 
reinterpretar, recrear y reinventar… 
para encontrar el justo, exacto, preciso, 
camino de la Cultura en Puebla de los Ángeles.
¡Vaya tarea!
Pero, no estás solo, Julio.
No estás solo. 
Jorge Carretero Madrid.
FOTOGRAFÍA:
Desde el Atrio del Barrio de Analco,
ante el horizonte del corazón 
del centro histórico de la Ciudad de Puebla.
Autor: Guillermo Robles Callejo.
Año de 1922.
Fotografía estereoscópica en nitrocelulosa.
© Fototeca Antica, A. C. /
Colección Jorge Carretero Madrid.

3 months ago

Fototeca Antica

Una y otra vez...
Una y otra vez...

Rosas para mi Madre:

Como un Salmo,
eternamente,
asciendan nuestras oraciones hacia Ti,
añorando tu presencia,
el aroma de tus brazos,
tus plegarias cotidianas,
el oasis de tus ojos,
tu compartida Rosa de los Vientos.

Una y otra vez,
una y otra vez,
una y otra vez…

Todo mi amor navega,
siempre,
hacia la luz,
aún luminosa,
del Faro que siempre ha disipado
todas mis nieblas,
todos mis desvíos.

Rosas,
eternamente rosas,
para mi Madre:

Magnífica,
amorosa,
inteligente,
reflexiva,
simpática,
impetuosa,
curiosa,
preocupada permanentemente,
meticulosa,
memoriosa,
sensible,
creyente,
medio vidente,
cariñosa,
nerviosa,
religiosa,
noble,
dulce,
leal,
platicadora,
bondadosa,
necesaria,
indispensable,
admirable,
siempre presente,
amantísima.

Jorge Carretero Madrid.

Fotografía del Acervo de la Fototeca Antica.

Autoría:
Juan Crisóstomo Méndez.
Plata sobre gelatina.
Circa 1945.
Dimensiones: 11 x 14”.
... See MoreSee Less

Una y otra vez...
Una y otra vez...
Rosas para mi Madre:
Como un Salmo,
eternamente,
asciendan nuestras oraciones hacia Ti,
añorando tu presencia,
el aroma de tus brazos,
tus plegarias cotidianas,
el oasis de tus ojos,
tu compartida Rosa de los Vientos.
Una y otra vez,
una y otra vez,
una y otra vez…
Todo mi amor navega,
siempre, 
hacia la luz,
aún luminosa,
del Faro que siempre ha disipado
todas mis nieblas,
todos mis desvíos.
Rosas,
eternamente rosas,
para mi Madre:
Magnífica,
amorosa,
inteligente,
reflexiva,
simpática,
impetuosa,
curiosa,
preocupada permanentemente,
meticulosa,
memoriosa,
sensible,
creyente,
medio vidente,
cariñosa,
nerviosa,
religiosa,
noble,
dulce,
leal,
platicadora,
bondadosa,
necesaria,
indispensable,
admirable,
siempre presente,
amantísima.
Jorge Carretero Madrid.
Fotografía del Acervo de la Fototeca Antica.
Autoría: 
Juan Crisóstomo Méndez.
Plata sobre gelatina.
Circa 1945.
Dimensiones: 11 x 14”.

4 months ago

Fototeca Antica

“Hojas del gigantesco árbol de mi país.”

Efraín Huerta.

“Homenaje y reconocimiento a las vidas
no sólo de los caudillos, de las señeras figuras,
sino también de los hombres y de las identidades,
sin nombre y sin rostro,
ausentes, prácticamente ocultos,
en las páginas de la historia nacional,
de aquellos que padecieron la privación
de su libertad en territorio francés:

Hojas del gigantesco árbol de mi país”:

héroes anónimos que superaron
los horrores de la guerra
y que retomaron las armas a su retorno a México,
hasta lograr la restauración de la República.”

Jorge Carretero Madrid

1 Huerta, Efraín.
“Poemas prohibidos y de amor.”
Fragmento del Poema “Elegía y llamamiento."
Siglo Veintiuno Editores.
México 1973.

Páginas de nuestro Libro,

“Prisionero de guerra del Imperio Francés.”

“Diario del Teniente Coronel Cosme Varela.”
... See MoreSee Less

“Hojas del gigantesco árbol de mi país.”
Efraín Huerta.
“Homenaje y reconocimiento a las vidas 
no sólo de los caudillos, de las señeras figuras, 
sino también de los hombres y de las identidades, 
sin nombre y sin rostro, 
ausentes, prácticamente ocultos, 
en las páginas de la historia nacional, 
de aquellos que padecieron la privación 
de su libertad en territorio francés: 
Hojas del gigantesco árbol de mi país”:
héroes anónimos que superaron 
los horrores de la guerra 
y que retomaron las armas a su retorno a México,
hasta lograr la restauración de la República.”
Jorge Carretero Madrid
1 Huerta, Efraín. 
“Poemas prohibidos y de amor.” 
Fragmento del Poema “Elegía y llamamiento.
Siglo Veintiuno Editores. 
México 1973.
Páginas de nuestro Libro, 
“Prisionero de guerra del Imperio Francés.”
“Diario del Teniente Coronel Cosme Varela.”

4 months ago

Fototeca Antica

DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL ACOSO ESCOLAR,
DE TODOS LOS NIÑOS Y NIÑAS DEL MUNDO:

Aquella luminosa mañana… hace 124 años.

Cuando las fotografiaron en el Gabinete de
Lorenzo Becerril Sánchez de la Barquera.

Vestimentas de calidades indecibles; encajes y bordados largamente soñados; shantungs, tergales, algodones y demás finezas; el moño espectacular, de estratégica ubicación entre el peinado ensortijado; flecos cuidadosamente calculados; listones y botonaduras de increíble textura; sombreros de anchas alas; medallitas milagrosas, aretitos, pulseritas, anillitos, y zapatillas, o botitas, de lustrosa cabritilla.

Simplemente, alta costura infantil, y alba, por supuesto, en el propio amanecer del Siglo XX, reservada para el festivo y ansiado día en que las fotografiaron, aquella luminosa y lejana mañana en que acudieron, de la mano de sus padres, al Gabinete Fotográfico de Lorenzo Becerril, en el segundo piso del número 9 de la 2ª Calle de Mercaderes, en la Puebla de los Ángeles.

Ahí, aquel magistral alquimista concibió, construyó, capturó e imprimió (prácticamente para la eternidad), esta delicada y deliciosa puesta en escena: las lindas niñas conviviendo entre sí y con la naturaleza de un borreguito y una paloma, selectos símbolos y atributos, ciertamente no sólo de los niños que provinieron de París, sino, también, de todos y cada uno de los niños y las niñas del mundo.

Almas despertando, día a día, ante el majestuoso panorama de un futuro promisorio, aunque insondable: único fragmento de porvenir que permanecerá, en los tiempos en que nos habremos ya desvanecido, y que, de tímida manera, observa nuestras acciones y calladamente sueña con un futuro que nosotros no hayamos lastimado de manera irreversible.

En este 30 de abril no es para nada ocioso recordar aquellos pasajes de nuestra memoria en los cuales también nosotros fuimos Niños: ese cajoncito remoto al que debíamos volver, de vez en vez, para recuperar los sueños, el placer fantástico de los juegos, los tiempos perdidos, las ilusiones olvidadas, los amores naturales, e intentar, por qué no, el osado y fantástico acto de reinventarnos, de reconocernos, de recuperarnos y recrearnos, de vez en vez, de vez en vez…

¡Feliz Día, Semana, Mes, y Año, de los Niños y las Niñas!

Jorge Carretero Madrid.

Fotografía original, Vintage,
del Acervo de la Fototeca Antica, A. C.
De la autoría de Lorenzo Becerril Sánchez de la Barquera.
Plata sobre gelatina, en soporte de cartón.
Formato Imperial.
Fotografía: 21 x 16 cm.
Soporte: 35.5 x 28 cm.
Circa 1893.
... See MoreSee Less

4 months ago

Fototeca Antica

DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL ACOSO ESCOLAR,
DE TODOS LOS NIÑOS Y NIÑAS DEL MUNDO:

Aquella luminosa mañana… hace 124 años.

Cuando las fotografiaron en el Gabinete de
Lorenzo Becerril Sánchez de la Barquera.

Vestimentas de calidades indecibles; encajes y bordados largamente soñados; shantungs, tergales, algodones y demás finezas; el moño espectacular, de estratégica ubicación entre el peinado ensortijado; flecos cuidadosamente calculados; listones y botonaduras de increíble textura; sombreros de anchas alas; medallitas milagrosas, aretitos, pulseritas, anillitos, y zapatillas, o botitas, de lustrosa cabritilla.

Simplemente, alta costura infantil, y alba, por supuesto, en el propio amanecer del Siglo XX, reservada para el festivo y ansiado día en que las fotografiaron, aquella luminosa y lejana mañana en que acudieron, de la mano de sus padres, al Gabinete Fotográfico de Lorenzo Becerril, en el segundo piso del número 9 de la 2ª Calle de Mercaderes, en la Puebla de los Ángeles.

Ahí, aquel magistral alquimista concibió, construyó, capturó e imprimió (prácticamente para la eternidad), esta delicada y deliciosa puesta en escena: las lindas niñas conviviendo entre sí y con la naturaleza de un borreguito y una paloma, selectos símbolos y atributos, ciertamente no sólo de los niños que provinieron de París, sino, también, de todos y cada uno de los niños y las niñas del mundo.

Almas despertando, día a día, ante el majestuoso panorama de un futuro promisorio, aunque insondable: único fragmento de porvenir que permanecerá, en los tiempos en que nos habremos ya desvanecido, y que, de tímida manera, observa nuestras acciones y calladamente sueña con un futuro que nosotros no hayamos lastimado de manera irreversible.

En este 30 de abril no es para nada ocioso recordar aquellos pasajes de nuestra memoria en los cuales también nosotros fuimos Niños: ese cajoncito remoto al que debíamos volver, de vez en vez, para recuperar los sueños, el placer fantástico de los juegos, los tiempos perdidos, las ilusiones olvidadas, los amores naturales, e intentar, por qué no, el osado y fantástico acto de reinventarnos, de reconocernos, de recuperarnos y recrearnos, de vez en vez, de vez en vez…

¡Feliz Día, Semana, Mes, y Año, de los Niños y las Niñas!

Jorge Carretero Madrid.

Fotografía original, Vintage,
del Acervo de la Fototeca Antica, A. C.
De la autoría de Lorenzo Becerril Sánchez de la Barquera.
Plata sobre gelatina, en soporte de cartón.
Formato Imperial.
Fotografía: 21 x 16 cm.
Soporte: 35.5 x 28 cm.
Circa 1893.
... See MoreSee Less

DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL ACOSO ESCOLAR, 
DE TODOS LOS NIÑOS Y NIÑAS DEL MUNDO:
Aquella luminosa mañana… hace 124 años.
Cuando las fotografiaron en el Gabinete de 
Lorenzo Becerril Sánchez de la Barquera.
Vestimentas de calidades indecibles; encajes y bordados largamente soñados; shantungs, tergales, algodones y demás finezas; el moño espectacular, de estratégica ubicación entre el peinado ensortijado; flecos cuidadosamente calculados; listones y botonaduras de increíble textura; sombreros de anchas alas; medallitas milagrosas, aretitos, pulseritas, anillitos, y zapatillas, o botitas, de lustrosa cabritilla.
Simplemente, alta costura infantil, y alba, por supuesto, en el propio amanecer del Siglo XX, reservada para el festivo y ansiado día en que las fotografiaron, aquella luminosa y lejana mañana en que acudieron, de la mano de sus padres, al Gabinete Fotográfico de Lorenzo Becerril, en el segundo piso del número 9 de la 2ª Calle de Mercaderes, en la Puebla de los Ángeles.
Ahí, aquel magistral alquimista concibió, construyó, capturó e imprimió (prácticamente para la eternidad), esta delicada y deliciosa puesta en escena: las lindas niñas conviviendo entre sí y con la naturaleza de un borreguito y una paloma, selectos símbolos y atributos, ciertamente no sólo de los niños que provinieron de París, sino, también, de todos y cada uno de los niños y las niñas del mundo.
Almas despertando, día a día, ante el majestuoso panorama de un futuro promisorio, aunque insondable: único fragmento de porvenir que permanecerá, en los tiempos en que nos habremos ya desvanecido, y que, de tímida manera, observa nuestras acciones y calladamente sueña con un futuro que nosotros no hayamos lastimado de manera irreversible.
En este 30 de abril no es para nada ocioso recordar aquellos pasajes de nuestra memoria en los cuales también nosotros fuimos Niños: ese cajoncito remoto al que debíamos volver, de vez en vez, para recuperar los sueños, el placer fantástico de los juegos, los tiempos perdidos, las ilusiones olvidadas, los amores naturales, e intentar, por qué no, el osado y fantástico acto de reinventarnos, de reconocernos, de recuperarnos y recrearnos, de vez en vez, de vez en vez… 
¡Feliz Día, Semana, Mes, y Año, de los Niños y las Niñas!
Jorge Carretero Madrid.
Fotografía original, Vintage, 
del Acervo de la Fototeca Antica, A. C.
De la autoría de Lorenzo Becerril Sánchez de la Barquera.
Plata sobre gelatina, en soporte de cartón.
Formato Imperial.
Fotografía: 21 x 16 cm.
Soporte: 35.5 x 28 cm.
Circa 1893.
Load more